Ideas para un inicio de curso más sostenible y circular

01 septiempre 2020 Foto noticia

Ya está aquí el mes de septiembre y con él llegan ideas para que se apliquen medidas circulares en el ámbito estudiantil, que abarcan todas las etapas: desde los más pequeños a los universitarios. Este año nos ha sorprendido la noticia de que en los últimos meses la venta de libros de segunda mano ha aumentado un 186% en España y las previsiones apuntan a que se alcanzará una cifra mayor en el mes de septiembre pues coincide con el inicio de curso.  

En los últimos doce meses, este mercado ha alcanzado un valor de más de 2,4 millones de euros. En el mercado de segunda mano en España, el precio medio de los libros de texto se sitúa en los 17,9 euros, siendo más caros los de cursos de la ESO en comparación con los de Primaria y Bachillerato.

Existen numerosas plataformas de compra y venta de libros, muchas de ellas online.  Nos permiten ahorrar dinero cada curso escolar y, al mismo tiempo, darle una segunda vida al material de estudio. Las plataformas, no obstante, hacen hincapié en el hecho de que este inicio de curso viene condicionado por las medidas de seguridad que están implementando los centros educativos con motivo de la crisis sanitaria.

El gasto medio por hogar destinado a la enseñanza incrementa cada año por lo que este mercado se presenta como una gran opción de ahorro. Además, la economía circular, a través de la compraventa de libros de segunda mano, tiene un impacto positivo en el medio ambiente.

Recomendaciones de desinfección

Para el inicio del curso los centros están tomando las medidas de seguridad indicadas para acondicionar los espacios de uso común. La revista "American library Association" realizó un artículo donde los especialistas analizan los misterios del manejo de materiales durante COVID-19. Respecto a la desinfección de los libros usados, una cuarentena es lo más eficaz para acabar con el coronavirus en los libros.

Por este motivo, la mejor medida de prevención al comprar libros previamente usados es depositarlos en un lugar apartado y separado durante al menos 14 días.

Fletcher Durant, director de conservación y preservación de las Bibliotecas George A. Smathers de la Universidad de Florida en Gainesville, sugiere que: “El aislamiento durante un mínimo de 24 horas, y preferiblemente 14 días, es el mejor desinfectante”.

¡Os animamos a buscar libros de segunda mano o a vender vuestros ejemplares para ayudar a cerrar el círculo y dar una segunda vida a vuestro material! ¡Practica las 3 R!

 
 
 


Compartir

Volver al listado