¿Qué productos pueden sustituir al plástico?

01 julio 2020 Foto noticia


El reciclaje no soluciona todos los problemas ambientales que causa el plástico. Las soluciones deben basarse en la reducción de su uso y en una paulatina sustitución por otros materiales menos nocivos pero, ¿cómo se puede sustituir el plástico por otros materiales menos contaminantes?
 

La forma más común de contaminación del plástico, pues es ciertamente la más visual, es la contaminación terrestre, y aunque creamos en el hecho de que se degradará tarde o temprano en el ambiente, lo cierto es que el plástico puede tardar hasta mil años en degradarse, tiempo en el cual puede provocar múltiples daños en los ecosistemas.

Otro factor de suma relevancia es que, aunque la creencia común es todo lo contrario, los plásticos contaminan el aire que respiras. Por lo que debes tener en cuenta que en realidad es también uno de los principales factores de contaminación ambiental. El lector se preguntará qué nos lleva a defender esta afirmación. La respuesta es simple y pasa por sus procesos de fabricación y de eliminación. El sector de los polímeros libera numerosas sustancias dañinas para el medio ambiente durante la fabricación de estos materiales y, como es de esperar, en los procesos finales a los que se someten los residuos plásticos como por ejemplo la incineración, se liberan igualmente compuestos insanos para la salud.

Lo que es indiscutible es que el plástico está en todas partes, y combatir la subsecuente contaminación química  requerirá un cambio radical. Con pequeñas acciones, utilizando productos sostenibles y amigables con el medio ambiente, podemos contribuir a mejorar esta amenaza. Afortunadamente, los diseñadores están trabajando insistentemente en un cambio de enfoque hacia alternativas circulares.

¿Qué opciones se están barajando? ¿Qué materiales alternativos se usan ya? Entre los productos hechos de materiales biodegradables más populares que están sustituyendo a los de plástico podemos destacar las pajitas de bambú, silicona y acero y los platos o cubiertos de fibras vegetales como la madera de palmera reciclada.

Las fibras vegetales, como el lino, el cáñamo o el coco, sustituirán al plástico en muchos utensilios cotidianos. De hecho, ya se usan para revestir el interior de coches y aviones, en tablas de surf de nieve, entre otras. Bajo estas líneas podéis encontrar algunos ejemplos reales de proyectos que desarrollan materiales biodegradables a partir de fibras vegetales:

  • Traysrenew.eu. Proyecto de investigación europeo para desarrollar una bandeja de pechuga de pollo hecha con material biodegradable. Empresas del sector de la alimentación están involucradas en esta iniciativa.

  • SpuWaren. Una de las primeras cuberterías  bio que se lanzó al mercado, resistente a temperaturas altas y al paso de los días.

  • Bioplàstics. La empresa Barcelona Ercros ofrece a sus clientes productos más sostenibles. Los materiales se elaboran a partir de fuentes naturales renovables, biodegradables y compostables, como la caña de azúcar.

  • Nupik. Esta compañía tiene una línea de platos y vasos biodegradables que respetan el medio ambiente. Los vasos tienen la limitación de temperatura y solo se pueden utilizar para servir bebidas frías.

 
Como se puede ver, existen alternativas al uso de plástico completamente viables. Intentemos apoyar esta causa y reducir el consumo de materiales plásticos para mitigar la contaminación asociada a la fabricación de estos materiales. Pequeños gestos marcan la diferencia ¡Reduce, Reutiliza y Recicla!


Compartir

Volver al listado