¿Cómo debe ser la gestión de residuos durante la pandemia?

02 abril 2020 Foto noticia

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) es el portavoz del medio ambiente dentro del sistema de las Naciones Unidas. El PNUMA tiene una larga historia de contribución a la aplicación del derecho del medio ambiente a través de la facilitación de plataformas intergubernamentales para la elaboración de acuerdos y directrices sobre el medio ambiente, que tienen por objeto hacer frente a los problemas ambientales mundiales.
“Los Gobiernos han de considerar como un servicio público urgente y básico la gestión de los residuos médicos, peligrosos y domésticos durante la actual pandemia del COVID-19”. Así ha sido expresado en el programa PNUMA con el fin de preservar la salud comunitaria y la integridad del entorno que nos rodea.
Durante el actual brote de COVID-19, se generan diversos desechos médicos y peligrosos como mascarillas, guantes y otros equipos de protección infectados. Expertos advierten que el manejo inadecuado de estos desechos podría desencadenar un “efecto de rebote” y otras consecuencias en la salud humana y el medio ambiente, por lo que su gestión y disposición final de forma segura es vital como parte de una respuesta de emergencia efectiva.
El Programa de la ONU recuerda que a efectos de un manejo eficaz de desechos biomédicos y sanitarios requiere de un proceso que tiene en cuenta los siguientes factores:

  1. Generación y minimización

  2. Separación

  3. Identificación y clasificación

  4. Manejo y almacenaje

  5. Empaque y etiquetado

  6. Transporte dentro y fuera de los establecimientos de asistencia sanitaria

  7. Tratamiento

  8. Eliminación de residuos, incluidas las emisiones

  9. Salubridad y seguridad ocupacionales; salud pública y ambiental

  10. Concientización y educación de los interesados y de la comunidad

  11. Investigaciones sobre tecnologías mejoradas y prácticas benignas para el medio ambiente, y elaboración de las mismas

También destaca la existencia de otros aspectos asociados importantes que incluyen la desinfección, y la protección y capacitación del personal.
Todo esos factores están recogidos en las Directrices técnicas sobre manejo medioambiental racional de los desechos biomédicos y sanitarios de desechos que proporciona el Convenio de Basilea de la ONU. Las directrices incluyen información y aspectos prácticos útiles para las autoridades con el objetivo de minimizar los riesgos para la salud humana y el medio ambiente. También se pueden encontrar recursos adicionales en la página web del Centro Regional para Asia y el Pacífico del Acuerdo.

Fuente: ONU Programa para el Medio Ambiente
 


Compartir

Volver al listado