Consejos para que tus Navidades sean más Sostenibles

27 diciembre 2019

Consumo responsable en navidad

 
Uno de los desafíos más importantes a los que nos enfrentamos hoy en día consiste en encontrar modelos de desarrollo sostenible basados en un adecuado equilibrio entre las demandas de bienestar de las personas y el adecuado empleo de los recursos naturales del planeta.
Ante la toma de conciencia de la población marcada por la atribución de la problemática ambiental de relevante y urgente, queda patente que es, sin duda, el ciudadano quien determina las condiciones de consumo y, por tanto, sus efectos en forma de contaminación del entorno.
Con todo y con eso, aunque la mayoría de nosotros manifestemos nuestra preocupación con respecto a la situación de emergencia climática, en realidad, seguimos aumentando el consumismo sobre todo en estas fechas de despilfarro navideño.
Queremos impulsar la puesta en marcha de iniciativas sostenibles, alternativas de regalos y actividades más respetuosas con el planeta y que giren en torno a la economía circular. Os mostramos una lista de opciones que pueden hacer que vuestras navidades sean respetuosas con los recursos naturales.
 
Maquillaje y perfumería

Se acerca la Nochevieja y seguro que muchas personas ya están pensando en empezar el año lo más espectacularmente posible. Ya sea para regalar o para uso propio, el maquillaje y el perfume conforman un básico en nuestra lista de regalos. Aprovechamos este artículo para proponer un nuevo enfoque a la cosmética habitual y dar así una oportunidad a las cuantiosas marcas alternativas de cosmética natural y libre de tóxicos.
La cosmética natural te concede la ventaja de cuidar tu salud, la de los demás y la del planeta, recibirás el mismo servicio al mismo tiempo que contribuyes por un mundo más sostenible. No te quedes solo con el maquillaje natural o el perfume ecológico, también existen marcas innovadoras de accesorios de maquillaje. Por ejemplo, maquíllate con la ayuda de brochas realizadas con bambú, una de las plantas de más rápido crecimiento del planeta. ¡Las posibilidades son infinitas!

Consumo responsable con alimentos sostenibles

Hay distintas formas de hacer que las comidas navideñas sean sostenibles. Para apostar por ello debemos organizar nuestras comidas y cenas en base a alimentos ecológicos, de temporada y de producción local. Hacer la compra en negocios de barrio, en lugar de hacer pedidos por internet, y reducir al mínimo la cantidad de bolsas y envoltorios innecesarios.

Regalos con encanto

¿Qué hay de malo en regalar experiencias en lugar de objetos materiales? Si no quieres acumular trastos en casa o prefieres pasar las vacaciones navideñas en otro entorno, regalar un viaje o cualquier otro tipo de actividad es una gran opción.
Si a pesar de todo prefieres regalar algo material, ¿Por qué no hacer de los productos de segunda mano la primera opción de compra? Increíble alterativa para el planeta y además evitamos un aumento de los desechos.

Ahorra energía

Las luces de colores navideñas contribuyen enormemente a la contaminación lumínica y al incremento de la factura de la luz. Para gastar la menor energía posible conviene usar las luces LED ya que gastan un 90% menos de energía que las tradicionales. Otro detalle interesante es limitar las horas de encendido a momentos especiales y no todo el día o la noche.
Para desplazarse por una ciudad colmada de gente lo mejor es usar el transporte público; al igual que para volver a casa en navidad. Un trayecto en coche emite 4 veces más CO2 por pasajero que el autobús.

Decoración navideña low cost

Crea tu propia decoración navideña y prueba a poner en funcionamiento la creatividad y jugar con los más pequeños de la casa. Intenta hacer adornos navideños reciclando o reusando desechos y ahorrarás dinero y disminuirás residuos. Los corchos de vino pueden convertirse en personajes del belén, los vasos de plástico en muñecos de nieve, las capsulas de café en campanitas que contengan las pequeñas bombillas de las luces del árbol … ¡Deja volar tu imaginación!
 
Ya conoces la teoría, ahora solo te falta la práctica. Si quieres darle un sentido sostenible a la Navidad, adquiere un compromiso con el planeta y actúa de manera respetuosa. A fin de cuentas, el consumo responsable es, en verdad, el único camino que nos queda.


Compartir

Volver al listado