¿Qué puedes hacer tú contra el cambio climático?

10 diciembre 2019

La primera semana de la cumbre del clima de Madrid (COP25) se cierra con la presentación de informes realmente desoladores sobre el panorama climático europeo. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha presentado este pasado martes su informe anual, y tal como era de esperar, no trae buenas noticias.

El informe concluye que la media de las temperaturas del último lustro (2015-2019) y de los últimos diez años (2010-2019) han sido los más calurosos de la historia. Europa experimentó una temperatura de otoño (septiembre-noviembre) de 1.1 ° C por encima del promedio de 1981-2010, un valor que desde al menos 1979 solo se superó en 2006, 2015 y 2018.

Para evitar esa situación el planeta necesita medidas urgentes para obtener cambios rápidos y resultados de gran alcance. Entonces, ¿qué puedes hacer tú para ayudar?

REDUCE las emisiones
 

Caminar o ir a trabajar en bicicleta, en lugar de usar el coche privado, logrará que reduzcas las emisiones de dióxido de carbono. Si es un viaje a larga distancia utiliza el transporte público, preferiblemente el tren, puesto que el avión es el medio de transporte que más contamina. Si es completamente necesario el uso del coche, ten presente que a mayor velocidad mayor consumo de combustible y, por tanto, supondrá un aumento de emisiones de CO2

REDUCE el consumo de energía
 

Cuando vayas a comprar un electrodoméstico, fíjate en las etiquetas y asegúrate de que haga un uso eficiente de la energía. Busca que la etiqueta europea de eficiencia energética que debe llevar sea «A».
Pon la ropa húmeda al sol en lugar de utilizar la secadora y no dejes tus electrodomésticos en modo stand by y, de este modo, ahorrarás consumo eléctrico y dinero a fin de mes. Por otro lado, aísla el techo y las ventanas de tu casa para evitar la pérdida de calor durante el invierno.

Apaga las luces cuando no hagan falta y cuando tengas que comprar bombillas, prueba las de bajo consumo: duran más y usan cinco veces menos electricidad que las convencionales.

 REDUCE el consumo de…
 

- Carne y aumenta el de frutas, verduras y hortalizas.
- Alimentos procesados y comida con embalaje excesivo.

Lee bien el etiquetado de los productos e intenta consumir aquellos que sean de proximidad, evitando de esta manera las emisiones debido al transporte de mercancía. Consume productos de temporada e intenta pasarte, en la medida de lo posible, a los productos bio pues no utilizan pesticidas ni otros productos químicos para su producción.

RECICLA
 

Papel y cartón, vidrio, envases, materia orgánica, residuos eléctricos y electrónicos, etc. ¿Sabías que el reciclaje de materiales en el mundo supone aproximadamente una reducción de 700 millones de toneladas de CO2 anuales ?

 
REUTILIZA
 

Aprovéchate de los mercadillos de segunda mano  para dar otra oportunidad a algo que ya no usas o comprar algo que necesitas y que otra persona ha desechado.
Si tienes niños pequeños pon en práctica el intercambio de libros en la escuela y dona la ropa que le vaya quedando pequeña a aquellas personas que no se lo pueden permitir, ahorrarás dinero y conseguirás reducir el consumo.
 

Como puedes ver, poner en práctica la regla de las tres “R” es imprescindible si queremos colaborar a frenar el cambio climático. Recuerda, ¡Consume menos de forma más eficiente!
 


El momento es ahora



 
 


Compartir

Volver al listado